Pide cita TLF 919057477

Si alguna vez te has preguntado qué es el acoso laboral o “mobbing”, en este vídeo te cuento 7 claves para identificarlo.

Te quedará muy claro qué caracteriza al maltrato psicológico en el trabajo.

Para que puedas identificarlo y buscar ayuda si lo estas sufriendo. ¡Cuánto antes mejor!

El mobbing es un proceso de destrucción

Lo explica fenomenal el profesor Heinz Leymann -el mayor experto mundial – :

“El mobbing es un proceso de destrucción; se compone de una serie de actuaciones hostiles que, tomadas de forma aislada, podrían parecer anodinas, pero cuya repetición constante tiene efectos perniciosos

Fíjate que no te hablo de conflicto, tensión o mal rollo en la empresa.

Ni siquiera de roces ni incidentes puntuales. Todo eso forma parte del día a día de cualquier organización.

Te estoy hablando de molestar o maltratar –to mob–  a un profesional por parte de uno o varios perseguidores.

Jugando con las palabras, Mob con mayúscula significa “mafia”. Lo que ya enciende una luz roja que hace pensar en métodos crueles.

Imagino que estás esperando una definición, y como yo no voy a crear ninguna nueva, la tomo de Heinz Leymann:

“el mobbing consiste en una cadena, durante un largo periodo de tiempo, de palabras y conductas hostiles, expresadas o manifiestas por una o varias personas hacia un tercero”.

ESTAS SON LAS 7 CLAVES PARA IDENTIFICAR EL ACOSO LABORAL O MOBBING

1- ES REITERATIVO

Las conductas y actitudes de acoso se repiten durante meses.

Así que no te hablo de una mala contestación o un gesto desagradable a partir de un roce o problema puntual.

Quiero dejar claro que no se considera mobbing un conflicto laboral que pueda durar ya tiempo.

Es importante no confundir el maltrato psicológico con las situaciones de tensión o presión que se vive en las empresas, vale.

Estamos hablando de conductas y actitudes que se repiten.

Que pueden variar en la forma pero con el mismo fondo.

Sin entrar en más profundidad – toca hacerlo en otro post- te digo que se pueden englobar en cinco grandes bloques. Yo las llamo las 5 puñaladas para herirte en el alma.

Las conductas y actitudes de maltrato psicológico siguen un patrón de repetición, repetición y repetición, de ahí su poder dañino.

Así es como han conseguido atormentarte hasta quebrar tu resistencia.

Porque si te ningunean, te rechazan, te desprecian,…. acabas agotándote emocional, física e intelectualmente.

 

2. ES INTENCIONAL

Se hace queriendo, nada de inocentemente, por favor.

Puede ser más o menos consciente, hasta ahí pase, pero lo hace queriendo.

Para mí no hay excusa que salve esta verdad.

Además, de un débil (el acosador) a un fuerte (la víctima).

De alguien que no quiere dejar rastro, huellas o señales externas. Esta es otra prueba de su intencionalidad.

Pero sí que las deja, deja el dolor emocional, físico e intelectual que sientes. Algo evidente para cualquiera que quiera ver.

Otra prueba de su intencionalidad es el maquiavélico juego de atribuir a otras causas el malestar que sufres.

Me refiero a justificar la situación echando cortinas de humo. Dime, ¿te resuena alguna?:

  • Problemas en casa. “ es que se lleva fatal con su marido”, “no puede con su hijo y está de los nervios”,
  • Problemas de personalidad: “se le ha puesto un carácter muy difícil”, “no se aguanta ni ella”
  • Falta de competencia profesional: “el puesto le viene grande desde hace un tiempo”

Una mentira tras otra.

 

3. INTENSIDAD VARIABLE

¿Cuántas formas concretas de maltrato sufres y con frecuencia las soportas?.

Las escalas establecen una frecuencia  que puede ser diaria, semanal, mensual. Aunque lo deseable en estas escalas es poder responder alguna vez o nunca.

El rechazo, las malas caras o contestaciones desagradables puede ser que las soportes cada dia o cada semanal. Bendita la semanita que está tranquilito, ¡verdad!

Y sin embargo hacerte caer en trampas para cometer errores puede pasarte con una frecuencia mensual.

Es muy importante conocer con qué tipo de acciones te acosan y medir con qué frecuencia soportas cada una de ellas.

Ocultarte información importante para tu trabajo tiene muchas más consecuencias que una mala cara, aunque la primera ocurra mensualmente y la mala cara te la tragues todos los días.

Lo que se mide se gestiona mucho mejor para salir antes de este proceso destructivo.

Si te estás preguntando ¿me están haciendo mobbing?, te doy una referencia muy concreta:

Si las situaciones de hostilidad duran varios meses y algunas de ellas tienen una frecuencia semanal,

se consideran de acoso psicológico en el trabajo -más allá de 6 meses se considera especialmente grave-.

4. ILEGÍTIMO

Desde cualquier punto que se considere: moral, ético o legal.

Como dice el Profesor Iñaki Piñuel:

“En los casos de mobbing se da un propósito deliberado y mantenido consistente en un proceso recurrente de intención para destruir al objetivo elegido, y una animadversión con evidentes manifestaciones destructivas hacia la víctima. El trato vejatorio y ultrajante del mobbing tiene por objeto acabar con el equilibrio y la resistencia psicológica del otro, minándolo y desgastándolo emocional y físicamente”

¿Puede haber algo que legitimice hacer esta barbaridad?

Ni que sea tu jefe, ni los objetivos de la empresa, ni la competitividad del mercado,….. absolutamente nada hace legítimo ocasionar este daño a ningún ser humano.

Destruir tu reputación profesional y minar la confianza en tí mismo no tiene justificación alguna.

El derecho de cualquier profesional a ser tratado con respeto y dignidad está recogido en la Constitución Española, el Estatuto de los Trabajadores y la Ley de Prevención de Riesgos Laborales entre otros.

El proceso de destrucción de una persona debido al abanico de situaciones de maltrato que sufre es algo objetivable que no depende de la sensibilidad o interpretación de cada uno.

Recuérdalo por favor cuando alguien te haga dudar diciéndote “te lo tomas todo muy a pecho” o “te falta humor”. ¡De eso nada!

5. ESCALADA ASCENDENTE

Los ataques con el tiempo van a más.

Desgraciadamente no paran como te gustaría, ya que tu acosador se va engrandeciendo con el tiempo.

Se produce una espiral negativa ascendente que cada vez te hunde más y tú no puedes ni creerte lo que te está pasando.

Porque posiblemente todo empezó de repente con un giro en la relación con tu acosador; una relación que hasta ese momento incluso era positiva.

Tú seguiste sin poder entender nada, porque intentaste hablarlo y no había manera.

Vamos que no quería hablar ni solucionar nada.

Y la cosa seguía, mientras tú esperabas que pasara la mala racha y la cosa se calmara sola.

Pero resulta que lo que has vivido de verdad es que el acoso ha ido a más.

Vamos que ni ha cambiado tu acosador ni han cambiado las cosas.

En resumen, la espiral negativa ha ido ascendiendo, tú te has seguido hundiendo y tu acosador cada vez se ha ido refinando en sus métodos mafiosos.

6. CONDUCTAS SUTILES

El maltrato psicológio se ejerce a través de palabras, gestos, actitudes o comportamientos hostiles.

El mobbing toma la forma de sutiles dosis de hirientes ataques que te hacen sentir despreciado, humillado o rechazado.

Es una forma de violencia silenciosa frente a otras formas más claras y directas como una agresión física.

Todo es mucho más sutil, más finado, más indirecto. ¡Más perverso en el fondo!.

¿Por qué tu acosador actúa así?

Porque un ataque directo sería inaceptable, inadmisible y denunciable.

Ejerce una violencia refinada para evitar el escándalo social y la disonancia que produce actuar como un animal.

Esta astucia entrenada que le permite camuflar los ataques es lo que la hace más aceptable socialmente.

Las guantadas sin mano duelen tanto o más, porque siguen haciendo mucho daño después de recibirlas. Son igual de inaceptables, injustas e injustificables.

Que te excluyan, que te ninguneen o que te cuelguen etiquetas es violencia psicológica.

Porque la violencia predominante ahora es psicológica.

Te hieren en el alma. En lo más profundo.

7. COMO TÚ LO SIENTES 

¿Qué te dice tu corazón? ¿Es posible que estés sufriendo alguna forma de maltrato psicológico?

Apuesto que lo has pensado tanto…., le has dado tantas vueltas en la cabeza a lo que te está pasando….  qué estás muy confundido.

Te invito a que pares y te escuches un momento.

Siente tu pensamiento.

Escúchate.

Siente lo que piensas.

¿Te están haciendo daño, hiriéndote y desequilibrándote?

El maltrato psicológico se produce a través de agresiones perversasViolencia en mayúsculas, sólo que mucho más sutil.

Por eso todos pasamos por un periodo en que no entendemos nada, ni podemos creernos lo que nos están haciendo.

Pero NO son tonterías tuyas.

Espero haberte dejado claro que el mobbing va más allá de tener un jefe duro, difícil o malo que te presiona por plazos de entrega, mejorar la productividad o compensar la falta de personal.

El acoso psicológico tiene intencionalidad, ya que se repite durante meses, de forma sutil y perversa.

Todas las personas que hemos sufrido mobbing tenemos la sensación de haber sido maltratadas, humilladas o menospreciadas.

Y también estuvimos tiempo sin entender nada.

La buena noticia es que puedes salir de este torbellino, y yo estaré encantada de acompañarte, apoyarte e impulsarte para conseguirlo.

Ponte en contacto conmigo sin compromiso para ver como puedo ayudarte.

SOLICITA UNA SESIÓN INFORMATIVA GRATUITA

 

PROPUESTA DE ACCIÓN PARA LOS PRÓXIMOS DÍAS:

1- Descárgate gratis mi check-list con 30 preguntas relativas a distintas formas de maltrato psicológico que puedes estar sufriendo.

2- Revisa cada forma de mobbing bajo estas 7 claves:

¿Es reiterativo? ¿Esta actitud o comportamiento llevo tiempo sufriéndolo?

¿Es intencional? ¿De verdad lo hace sin querer?

¿Cuántas de estas formas de maltrato estoy sufriendo?  ¿Cuáles sufro semanalmente?

¿Se pueden justificar por los objetivos de la empresa o la situación del mercado?

¿Cada vez lo sufro más o esto ha sido un momento puntual?

¿Los ataques y la hostilidad se camuflan evitando que se muestren abiertamente?

¿Yo me siento maltratado, despreciado o ninguneado?

3- Valorar cada pregunta del 0 al 5, donde 0 significa nunca ocurre – no la sufres- y del 1 al 4 la frecuencia con que la sufres: alguna vez, mensualmente, semanalmente o diariamente.

4- Contacta conmigo, sin compromiso, para tener una sesión gratuita donde trataremos lo que te está pasando CONTACTO

También puedes dejarme tu comentario en el hilo de más abajo. Me encanta leerte.

Un abrazo de corazón

Luz